Luego de minuciosas investigaciones realizadas por el Dr. Fernando Bascuñan, Director de Investigación & Desarrollo de ELICINA®, descubrimos que la baba de caracol, o Elicina, contiene componentes vitales para contribuir a la cicatrización y regeneración natural de la piel.

Entre los componentes identificados, se encuentran:

  • Altas concentraciones de Mucopolisacáridos, que proporcionan una intensa y prolongada acción hidratante, manteniendo la turgencia de la piel, actuando, además, como barrera protectora contra agentes externos como la contaminación, el frío, aire seco, y microorganismos, entre otros.
  • Alantoína, antiséptico y humectante que ayuda a reducir la rojez y aumenta la velocidad de cicatrización de la piel.
  • Acido Glicólico, que, con su acción exfoliante contribuye de manera vital a disminuir las marcas de la edad, del sol y del acné.
  • Colágeno y Elastina en alta concentración, principales proteínas de la dermis, que mantienen la tonicidad, turgencia y elasticidad de los tejidos, y vitaminas A, C y E naturales, que contribuyen también al funcionamiento armónico de la dermis, manteniendo los tejidos sanos y flexibles.